ESTADÍSTICAS INTERNACIONALES

Las encuestas muestran que aproximadamente la mitad de los clientes de los clubes de baile europeos se han “colocado” alguna vez con cocaína.

La cocaína es la segunda droga ilegal más traficada en el mundo. Las estadísticas más recientes muestran que la incautación internacional de cocaína ha continuado incrementándose, alcanzando ya 756 toneladas, con las cantidades más grandes interceptadas en Sudamérica, seguida de Norteamérica.

De acuerdo con el Centro de Supervisión de Drogas y Adicción a las Drogas Europeo, la cocaína es también la segunda droga ilegal más comúnmente usada en Europa. Entre jóvenes (de 15 a 34 años), se estima que 7,5 millones han usado cocaína al menos una vez en su vida, 3,5 millones en el último año y 1,5 millones en el último mes.

En los Estados Unidos, la encuesta nacional de consumo de drogas y salud pública de 2006, informa que 35,3 millones de estadounidenses mayores de 12 años declararon haber consumido cocaína. Entre los adultos jóvenes de entre los 18 y 25 años, la tasa de consumo en el año pasado fue del 6,9%. Entre los estudiantes de bachillerato, el 8,5% de los estudiantes del último grado había consumido cocaína en algún momento de su juventud, según el Monitoring the Future Study (Estudio de observación del futuro) de 2006, del National Institute for Drug Abuse (Instituto nacional de abuso de drogas).

En los Estados Unidos la cocaína continúa siendo la droga ilegal más frecuentemente mencionada por los servicios de emergencia de hospitales, informó Drug Abuse Warning Network (red de alerta sobre abuso de drogas). En 2005 se reportaron 448.481 visitas a los departamentos de emergencia, en las que estaba involucrada la cocaína.

“Mi amigo tomó drogas durante cuatro años, tres de los cuales fueron drogas duras como la cocaína, el LSD, la morfina y muchos antidepresivos y analgésicos. Realmente cualquier cosa que pudiera caer en sus manos. Se quejaba todo el tiempo de terribles dolores de cuerpo y sólo se ponía peor y peor, hasta que finalmente fue a ver a un médico.

El médico le dijo que no había nada que se pudiera hacer por él y que debido al deterioro de su cuerpo, no viviría mucho tiempo más. En pocos días, estaba muerto”.
— Dwayne