¿POR QUÉ LA COCAÍNA ES TAN EXTREMADAMENTE ADICTIVA?

Créditos fotográficos (arriba): Cordis

En conjunto con la metanfetamina: un estimulante del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) altamente adictivo, la cocaína crea la mayor dependencia psicológica de todas las drogas. Estimula centros de placer clave dentro del cerebro y causa euforia extrema.

La tolerancia a la cocaína se desarrolla rápidamente; el adicto fracasa pronto en alcanzar el mismo “viaje” experimentado anteriormente con la misma cantidad de cocaína.

Combinación mortífera de drogas

Algunas veces la cocaína se toma con otras drogas, incluyendo tranquilizantes, anfetaminas: un estimulante del sistema nervioso central, a menudo llamado “speed”, marihuana y heroína. Tales combinaciones incrementan en gran medida el peligro de usar cocaína. Además de la probabilidad de desarrollar un hábito a dos drogas, uno puede fácilmente crear una mezcla de narcóticos que resulte fatal.

“Ya no tenía más futuro. No podía ver cómo podría escapar de mi dependencia a la cocaína. Estaba perdida. Estaba que ‘estallaba’ y era incapaz de frenar mi consumo continuo y grave de cocaína. Tenía alucinaciones en las que animales se arrastraban bajo mi piel. Los sentía cada vez que me inyectaba y me rascaba con la punta de la jeringa hasta que empezaba a sangrar, tratando de hacerlos salir. Una vez estuve sangrando tanto que me tuvieron que llevar al hospital”. — Susan