LOS NIÑOS: LAS VÍCTIMAS MÁS INOCENTES DEL CRACK

Las victimas más inocentes del crack son los bebés nacidos de madres que consumieron la droga durante el embarazo. The March of Dimes, una organización no lucrativa para el embarazo de la mujer y la salud del bebé, informa que el uso de la cocaína ya sea en polvo o en forma de crack durante el embarazo puede afectar a la mujer y a su bebé de varias formas. Durante los primeros meses del embarazo, puede incrementar el riesgo de aborto natural. También puede causar derrame cerebral, daño cerebral permanente o paro cardiaco en el bebé aún no nacido.

El Instituto Nacional contra el consumo de drogas informa que la exposición al crack durante el embarazo puede llevar a problemas posteriores significativos en algunos niños.

“Me dieron crack para fumar y en ese momento fue cuando todo dejó de funcionar. Salía con personas a las que entonces consideraba verdaderas amigas íntimas. Sabes, es cierto lo que dicen sobre el crack: cuando tomas la primera dosis, nunca jamás volverás a estar tan eufórico… Me arruinó completamente... Tomó el control total sobre mí.

El crack ha arruinado mi reputación, mi autoestima y mi amor propio”. — Diana