ESTADÍSTICAS INTERNACIONALES

Cada día en los EE.UU., dos mil quinientos jóvenes (de 12 a 17 años) abusan de los analgésicos recetados para el dolor, por primera vez.

El uso indebido de fármacos con receta, aunque es más habitual en EE.UU., es un problema en muchas áreas del mundo, incluyendo Europa, África meridional y el sur de Asia. Sólo en los EE.UU., más de 15 millones de personas abusan de los fármacos con receta, más del total combinado de los que informaron haber abusado de la cocaína, alucinógenos, inhaladores y heroína.

En 2006 en los EE.UU., 2,6 millones de personas abusaron, por primera vez, de fármacos con receta.

Una encuesta de 2007 en los EE.UU. encontró que el 3,3% de los jóvenes de 12 a 17 años de edad y el 6% de los de 17 a 25 años, habían abusado de fármacos con receta en el último mes.

El abuso en el consumo de fármacos con receta causa el mayor porcentaje de muertes por sobredosis de drogas. De las 22.400 muertes por sobredosis de drogas en los EE.UU. en 2005, los calmantes opiáceos fueron los fármacos más encontrados en común, lo que representa el 38,2% de estas muertes.

En 2005, 4,4 millones de adolescentes (de entre 12 y 17 años) en los EE.UU. admitieron haber tomado calmantes con receta, y 2,3 millones tomaron estimulantes recetados tales como Ritalín. 2,2 millones abusaron de fármacos sin receta como el jarabe para la tos. La edad promedio de los que se convierten en consumidores por primera vez es ahora de 13 a 14 años.

CAUSA DE MUERTES

Fármacos
recetados
Combinando
con Drogas Callejeras:
39%
45%(Anfetamina
+heroína
+metanfetamina
+cocaína)

Los depresores, opiáceos y antidepresivos son responsables de más muertes por sobredosis (45%) que la cocaína, la heroína, la metanfetamina y las anfetaminas (39%) combinadas. En los EE.UU., la mayoría de las muertes ocurren en barrios afroamericanos del interior de las ciudades, aunque ahora también se extienden a las comunidades rurales de los blancos. La misma tendencia se puede observar en las tasas de hospitalización por abuso de sustancias y las de hospitalización de emergencia por sobredosis. En 2005, de los 1.4 millones de admisiones relacionadas con las drogas, en salas de urgencias, 598.542 estaban asociadas con el abuso de fármacos solos o con otras drogas.

Según una encuesta, casi el 50% de los adolescentes cree que los fármacos con receta son mucho más seguros que las drogas ilegales; del 60% al 70% dicen que los botiquines son su fuente de drogas.

Según el Centro Nacional sobre Adicción y Abuso de Sustancias en la Universidad de Columbia, los adolescentes que abusan de los fármacos con receta tienen el doble de probabilidades de tomar alcohol, cinco veces más probabilidades de usar marihuana, y de doce a veinte veces más probabilidades de usar drogas ilegales como la heroína, éxtasis y cocaína, que los adolescentes que no abusan de los fármacos con receta.

En 2007, la Administración Ejecutoria sobre Drogas, encontró que el abuso del calmante Fentanyl, había matado a más de mil personas ese año en los EE.UU. Es de treinta a cincuenta veces más potente que la heroína.

“Me di cuenta de que estaba utilizando más Xanax regularmente. Me quedé un tiempo sin trabajar para poder salir de esto. Sin saberlo, estaba enganchada, estaba ‘pasando el mono’. Estuve en cama durante cuatro días y cuatro noches. Sin dormir ni comer. Vomitaba. Tuve alucinaciones. Al tercer día sin Xanax, empecé a tener falta de coordinación, sintiéndome trastornada y golpeándome con las cosas. Como al cuarto día, me preocupé seriamente cuando empecé a tener temblores por todo el cuerpo”. — Patricia