¿SON ADICTIVOS LOS INHALANTES?

Los inhalantes pueden ser físicamente y psicológicamente adictivos. Los consumidores informan de un fuerte impulso para continuar usando inhalantes, especialmente tras un uso continuado durante muchos días.

Los consumidores habituales que están retirándose de los inhalantes sufren síntomas de abstinencia que pueden incluir náuseas, sudor excesivo, calambres musculares, dolores de cabeza, escalofríos, agitación con temblores y alucinaciones. En casos graves la abstinencia puede provocar convulsiones.

“Mañana es el sexto aniversario de la muerte de nuestro hijo Justin. Tenía 16 años. Murió de inhalar spray ambientador, un acto de abuso de inhalantes. Su muerte sin sentido sacudió el mundo de todos los que le conocían. Justin era un estudiante con honores que amaba la vida y la abrazaba con entusiasmo… Él fue una fuente de inspiración para muchos… Siempre me perseguirá la pregunta de si Justin estaría todavía hoy con nosotros si hubiera sabido de los riesgos que estaba corriendo”. — Jackie