¿ME PUEDO VOLVER ADICTO AL ÉXTASIS?

¿El éxtasis es adictivo? Muchos creen que sí. Pero inclusive si el consumidor no se vuelve adicto, existen cuatro peligros muy reales:

PELIGRO N.º 1: En 1995, menos del 10% de las pastillas de éxtasis en el mercado eran de MDMA puro. El consumidor de éxtasis de hoy en día está tomando, por lo general, una mezcla de una variedad de drogas, y generalmente de sustancias tóxicas.

PELIGRO N.º 2: Uno debe incrementar continuamente la cantidad de droga que consume para poder sentir los mismos efectos. Los consumidores dicen que el efecto del éxtasis se reduce enormemente después de la primera dosis. Y conforme alguien toma más cantidad de la droga, los efectos negativos también aumentan.

Ya que el efecto deseado al consumir la droga se reduce, la persona por lo general prueba, entonces, otras drogas que son aún más peligrosas.

PELIGRO N.º 3: Los consumidores sienten que a veces necesitan usar otro tipo de drogas, tales como la heroína o la cocaína para ayudar a soportar los sufrimientos físicos y mentales que resultan después del “bajón” del éxtasis; el 92% de aquellos que consumen éxtasis también abusan de otras drogas aún más fuertes.

PELIGRO N.º 4: La idea falsa de que una persona sólo se siente bien con el éxtasis lleva a un deseo de tomarlo más seguido que sólo en fiestas rave1 y techno; como cualquier otra droga estimulante, la gente continúa tomando éxtasis a pesar de experimentar efectos desagradables.

“Oigo a mucha gente hablar sobre el éxtasis, llamándola una droga divertida, inofensiva. Todo lo que puedo pensar es: ‘si tan sólo ellos supieran’.

En cinco meses, pasé de vivir de alguna manera responsable mientras perseguía mi sueño, al de una persona a quien no le importaba absolutamente nada; y mientras más me drogaba, me hundía más profundamente en un lugar oscuro, un lugar desolado. Cuando lograba dormir, tenía pesadillas y espasmos. Tenía la piel pálida, la cabeza tambaleante y principios de paranoia, pero ignoraba todo, pensando que era normal. Hasta que una noche pensé que me estaba muriendo.

El éxtasis se llevó mi fuerza, mi motivación, mis sueños, mis amigos, mi apartamento, mi dinero y más que nada, se llevó mi cordura. Me preocupo sobre mi futuro y sobre mi salud todos los días. Tengo muchas montañas frente a mí, pero pretendo seguir escalándolas porque soy una de esas afortunadas”. — Lynn

 

  1. 1. rave: un estilo de música electrónica de alta velocidad que suena en fiestas con una gran aglomeración de gente. Proviene del antiguo alemán reven que significa “estar sin sentido”.